martes, 10 de julio de 2007

El 7 del 7 de 2007

Una noche anterior recé, pedí, oré, imploré por segunda vez en mi vida porque ésta deje de ser aburrida; aún hoy lo quiero con todas mis fuerzas.
Mis plegarias funcionaron de la forma menos esperada y por medio de una explosión de sucesos inesperados durante TODO el sábado, que se prolongaron hasta el día siguiente.
En el camino me encontré con personas a quienes tenía mucho tiempo sin ver... algunas no tanto. Me dejé llevar por todo lo que llegó a mí, pero por tierra, cielo y mar.
Y me di cuenta que la persona más valiente que he conocido soy yo. Y en segundos supe demasiadas cosas. Tuve ganas de besar el suelo, se me erizó la piel.
Reí como nunca, también lloré.
Y sé que sólo es una fecha, que bien pudo haber sido otra, con nombre y número diferentes, podríamos vivir con otro calendario... todo pasó este día.
De la misma forma, sentí que no hace falta contarlo ni explicarlo todo y es posible comunicarse sin hablar, sin estar, sin teléfonos, ni internet, ni nada, pero bueno... eso ya es un asunto sobre el que no abundaré.
Hablo más cuanto menos abra la boca.
Y pensarán que ya enloquecí, y les digo de una vez que sí.

3 comentarios:

LuIs RiCaRdO dijo...

Y me di cuenta que la persona más valiente que he conocido soy yo...
algo muy profundo.. Ahora quiero escuchar la explicación de esa afirmación :D

hugo dijo...

linda composicion filmica. pero no entendi, sniif. yo te veo muy cuerdo.

gerardo dijo...

Ps dicen que uno viene solo y solo se va pero definitivamente el trayecto se disfruta mas en compañia y el valor de cada uno se refleja en las metas y las personas que cruzan y con los cuales se trasciende...llorar, reir, gritar...porke no? si para esos son los sentimientos...para la expresion....un dia especial si, ahora ojala todos se vuelvan especiales y tener la coherencia de disfrutarlos al maximo ps si esto se esta volviendo muy aburrido.