martes, 17 de julio de 2007

Hace rato

Que escuchaba a los Psychedelic Furs... pues como que ya lo entendí. Llevo milenios tragando una gigante sandía y justo ahorita, como en la mañana le comenté a alguien es la denominación mexicana para el tiempo presente, supe de qué fruta se trata. Por lo menos. Lo peor es que su paso se nota en mi garganta, en mi pecho y estómago y también se siente. No pude aguantarme las ganas de escribir esto, corría el riesgo de olvidarlo. Y se burlarán, pero también escuchaba Il Guardiane del Faro.

No hay comentarios: