lunes, 2 de julio de 2007

Mis hijos son gay y los amo

Rezaba la pancarta de una señora, quien parada en la caja de una sencilla camioneta picop sostenía un megáfono y nos mandaba besos: "¡los amo!", gritaba tras nuestra llegada al Zócalo, con su plancha casi llena de gente.
Pese a no sentirme en el canal de la causa en la que participé; para variar, el primitivo de mí ya tenía la piel erizada hacía algunas glorietas, ¡no sé porqué!
Y solo, aunque rodeado por desconocidos, sonreí a todos con los ojos húmedos, como se me ponen cuando me pasa en la piel eso que ya les comenté algunas líneas arriba.
Y por momentos me sentí en gran empatía con todos, y sentí compasión también, aunque horas antes me hubiera sentido abochornado por ciertas cosas que vi...
Más horas antes resultó extraño que, mientras celebraba el cumpleaños de mi amigo Santiago, desconocidos me invitaran a participar al día siguiente en "la marcha" a bordo del tráiler de una página de contactos gay.
Creo que sólo necesitaba ese pretexto para asistir a lo que no es una marcha; y aunque se escuche con influencia marica-cubana-de-Celia-Cruz: es un carnaval, y sí, lo digo en sentido peyorativo también, y en todos los demás que mis lectores quieran.
Y entonces llegué al mediodía como quedé, recibí mi kit, que incluyó una camiseta negra sin mangas. No me atrevía a ponérmela ni a cambiármela frente a todos, existe un gran timorato en mí, ¿saben? Y pues-que-me-la-pongo.
¿Algún día existirá el día de los heterosexuales? ¿Cada sexo exaltará sus genitales con disfraces? ¿Habrá un tráiler donde sucedan partos en vivo? ¿Habrá convoyes de gente aficionada al encaje o a los negligués, a la ropa interior de piel?
"Es que si un hombre es caliente, imagínate dos", "no... es que las lesbianas están bien cabronas". ¡Bah!
Fue muy nuevo estar ahí, recibir mensajes y llamadas de gente que me vio por televisión: "esos chinos son inconfundibles", me dijo alguien.
Mi mamá, algo preocupada por haber visto en la televisión muchas cosas que no le gustaron, "ni como relajo", sólo comentó su desacuerdo con que así deban manifestarse los homosexuales.
¿Será una especie de "lenguaje propio"? ¿Es sano? ¿Qué es sano? El rechazo social, la represión o el enclosetamiento, ¿son las causas atribuibles? ¿Las mismas de siempre? "Es que no nos aceptan"...

Video que tomé con mi celular, hasta lo edité. La imagen es de muy mala calidad, pero piensen que el videoasta tuvo una gran influencia de los impresionistas... algo así.

4 comentarios:

Corriendo despacio dijo...

Wow!
Así nada más.
Wow!

hugo dijo...

pues mi mama dice lo mismo. saludos

Jorge Pedro dijo...

es un suceso imperdible, en verdad. sobre todo si te gusta tomar fotos. hace tres años, conocí ahí a judith :) ¡saludos!

Anónimo dijo...

Wind of Change.

Chino, que sigue?