miércoles, 12 de diciembre de 2007

Ella

No es la Madonna mexicana... la Madonna mexicana es ella.
Sí, la capaz de pararse en los cuernos de una ¿luna? sostenida por un niño, ¡sin caerse! Y por la que se desvelaron millones de mexicanos, entre ellos unos microbuseros y puesteros que celebraron hasta muy entrada la madrugada de hoy, cerca del metro Chapultepec.
La verdad desconfío de una imagen tan adorada por estos aventadores de lámina, que no ceden el paso ni a las más ancianas de su casa.

5 comentarios:

Jorge Pedro dijo...

jaja, me hiciste reír mucho con lo de la madonna mexicana. a mí me choca que por culpa del natalicio de 'la virgen' haya más tráfico, los bancos cierren, etcétera. por eso no me gusta el politeísmo. saludos.

Jorge Pedro dijo...

sin embargo, respeto la figura de la virgen; pero sólo en un sentido simbólico, por supuesto. por más dioses que nos quieran endilgar (amo la palabra 'endilgar'), los creyentes siempre vuelven al arquetipo esencial. saludos.

Tomás, no hay más dijo...

¡Cuántos saludos!

hugo dijo...

acabo de notar que el niño cuelga agarrado de la falda y capa de la madonna mexicana, como fanss que cuelga de yuri, y no sostiene la luna cuernos negros de toro de plaza dominguera.

Tomás, no hay más dijo...

Si son cuernos, aumenta para mí el sadismo de la imagen. ¡Qué cosas! Bueno, si de imágenes sádicas hablamos basta con que te muestre un Cristo clavado.