lunes, 14 de abril de 2008

Hace tiempo no me topaba

Un cara de niño, entonces detuve mi paso y regresé emocionado para verlo. Sólo se trató de una cucaracha muy gorda y en celo, según mi prejuicio.

No hay comentarios: