viernes, 23 de mayo de 2008

Todos queremos ver a Olga

Como a los nueve o 10 años tuve una temporada en la que me escapaba a una peluquería donde mientras se esperaba era inevitable hojear las Alarma, Playboy o Penthouse.
Sólo bastaba con que mis padres vieran el burdo corte para saber a dónde había ido. Después no me dejaban en paz con que me gustaba ir al "piojito bravo". Sobre todo mi papá... le contaba a los abuelos y tíos para abochornarme.
La referencia favorita del viejo peluquero era Olga Breeskin y a veces cantaba "todos queremos ver a Olga, todos queremos ver a Olga". Para quienes no tengan la referencia, era el jingle del programa que la violinista de nombre ruso tenía.
¿A quién se le ocurrió Olga Breeskin? ¿Recuerdan cuando salía en los programas de televisión con una boa y un violín? Nunca podré sacármelo de la cabeza. Es como un recuerdo inventado que no se va.

3 comentarios:

Iván dijo...

Es divertido saber, como pagabas con parte de los chinos de tu cabeza, para ver esas revistas, jeje, pero si la teoria de que eramos macetas, y nos bañabamos para el efecto de "regarnos la cabeza y creciera el pelo", entonces despues de un corte de chinos por ver revistas, significaba un aumento en el numero de tus bañadas diarias?

Tomás, no hay más dijo...

Me sorprende que te acuerdes de todas esas cosas, hasta lo de supermán y todo eso. ¡Qué bárbaro!

Anónimo dijo...

me acabo de acordar de olga ,.....y por eso di con tu página...todos queremos ver a olga todos queremos ver a olga todos queremos ver a olga por que olga es la mejor......