miércoles, 9 de julio de 2008

Cosa chistosa como para el Selecciones del Reader's Digest

A veces las ganas llegan en el trabajo y hay que ir. Bueno, hoy fue una de aquellas en las que no había papel. Las anteriores he tenido que llamar a mi oficina a que pasen el recado y me lleve papel July, la señora que hace la limpieza; otras he gritado "papeeeeeeeeeeel".
Hoy no se me hizo prudente anunciar que estaba sentado en el retrete sin la posibilidad de levantarme. Intenté telefonear y no tenía crédito.
Esperé a que entrara alguien y guardé silencio. En cuanto escuché pasos pedí que me trajera un poco de Pétalo, Kimberly Clark, Cottonelle, no sé cuál sea. "Si", me contestó, pero no supe distinguir de quién era la voz. Enseguida salió echando chispas "Juliaaaaaaa, no es posible, no hay pretextos...". Era el jefe.

2 comentarios:

Angie dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajaja.
que bonito.
moraleja: antes de sentarte, fíjate si hay papel o no.

Tomás, no hay más dijo...

Ya sé, eso me dijeron también añadido al comentario "hombreees...", jaja. Me dio pena con July, porque la regañaron. Ya le pedí perdón y le dije que detrás de la puertita no supe de quién se trataba. "De haber traído crédito, lo llamo a su celular", agregué entre risas. Mauhuahuahhuahuua.