martes, 14 de octubre de 2008

Ya sé

Que "¡qué onda!"; pero tengo unas ganas locas de ir a La Cucaracha a beber cerveza como demente, poner muchas canciones de The Doors y ver cómo se ponen a bailar los más borrachos, sobre todo los más viejos.
Si es posible; quiero que Pepe, Talina, Marisa, Shobe y Luis estén conmigo. Aunque veo difícil estar con todos ellos al mismo tiempo en algún lugar.
Después; quiero manejar por el caracol en la madrugada, llegar a mi cama, acostarme con palpitaciones y el eco persistente de la cantina en mi sueño.

2 comentarios:

miss comet dijo...

yo quiero lo mismo, y ademàs que nos lleven cervezas como ofrendas, hasta nuestros pies que se mueven a ritmo de todo.

oh tomàs¡

Tomás, no hay más dijo...

Esa vez que bailábamos como locos sobre las mesas, y ese señor nos dejaba ofrendas (cervezas), fue lo máximo. También recuerdo esa vez que bailamos borrachos en la mesa de la sala de mi primo Pepe y hasta me quité la playera. Ja, ja. ¿Qué nos pasa? Te adoro. Me ha encantado este nuevo reencuentro. Bueno, esto de que ahora nos veamos más. Ji, ji.