miércoles, 26 de noviembre de 2008

Hace unas horas

Presa de una infección gastrointestinal que comenzó en la madrugada, vomité lo único que ingerí en el día. Sentí las contracciones de mi abdomen, y recordé cuando los perritos se ponen mal de la panza.

3 comentarios:

hugo dijo...

me recordaste a la lagartijita. no sera su venganza desde el mas alla, a la postre de su breve vida? que te mejores pronto.

Tomás, no hay más dijo...

Muchas gracias, Hugo. Parece que sí ha servido la medicina. En fin, ya quiero ponerme bien otra vez.

miss comet dijo...

aaaaajaj ayer que llequè del df lolito tenìa inflada la panza, jaja y no pudo dormir bien por tragòn.