martes, 29 de abril de 2008

Hablando del post anterior

Qué rara es la palabra mascota y más si la digo muchas veces. Según wikipedia viene del francés y no sé qué tanto.

Ana Julia Torres, Kevin Richardson y Marlice van der Merwe

Son lo máximo y no sé qué sea mejor... si tener un león por mascota o ser un león, pero si fuera león no querría ser una mascota.


Me gusta cuando

La gente dice "soy un poco todólogo[...]" y después ríe, pero me gusta más cuando juego con mi hermana Amanda a las opciones:
"¿Hamburguesa o casa en la playa?, ¿agujetas o paseo en lancha?, ¿silla o sandía?" y después reímos.

lunes, 28 de abril de 2008

viernes, 25 de abril de 2008

Angie

Qué capaz eres de aterrizar cosas tan presentes a palabras. Así como que diste con el insight del momento. Abrazo.
Angie dice: (03:16:16 PM)
me enoja que una persona que creías que era más genuina, ahora resulta que todo lo edita, que todo se autocritica, que se inventa a sí mismo para venderse ante la gente, para ser aceptado
Tomás dice: (03:17:02 PM)
ya sé, eso me choca
Tomás dice: (03:17:05 PM)
me decepciona mucho

Y que pasa lo que soñé

Hace días y que Angie me pone un arete. Je, je. Bueno, Pipen me regaló el que tenía puesto y Angie me reacondicionó la perforación con el suyo. Todo sucedió anoche durante la celebración del cumpleaños de Alejandro Gama. Así que después de tres años traigo arete otra vez.

jueves, 24 de abril de 2008

miércoles, 23 de abril de 2008

martes, 22 de abril de 2008

Montse tuvo un sueño padrísimo

Montse, con quien comparto oficina y mes de nacimiento, aunque no año; descubrió al fondo del edificio donde trabajamos un ventanal. Se veía una playa súper bonita.
El mar, la arena y muchos árboles eran parte del paisaje, pero lo más impresionante eran todos los caballos que había ahí, incluso uno de dos cabezas: raro y hermoso. De súbito pasaron los alumnos de aquí en bicicletas, todos alineados.
Mi amiga preguntaba desde cuándo estaba todo esto, pues no se había dado cuenta y Luis, el encargado del laboratorio, le recordaba que los caballos y todo los habíamos traído entre ella y yo. Entonces, Montse preguntaba por mí.
Por una de las puertas aparecí todo mojado y más feliz que nunca. "Aproveché para darme un chapuzón de una vez", les dije. Entonces les conté que aprovecharía mi hora de comer para meterme a nadar al mar diario.
Montse, Luis y yo nos sentamos y vimos desde el ventanal todo ese paisaje: árboles, caballos, mar y atardecer. Ella despertó.

Ayer mi celular enloqueció

Parece broma, pero me llegó un mensaje en la tarde y cuando lo abrí, la pantalla del teléfono se movía y no me dejaba leerlo. No le di importancia y lo supuse normal. He visto fallas súper burlonas en los aparatos.
Bueno, el chiste es que para que los demás vean la falla, tengo que agarrarlo descuidado. Quiere que los demás piensen que estoy loco, pero ya lo puse en evidencia y hasta lo grabé en video.

lunes, 21 de abril de 2008

Mi cuerpo está

En un edificio de la Cuauhtémoc, mi mente nada en una alberca bajo el sol y mi corazón está en el mar.

En mi trabajo había una

Leoparda en la mañana, ahora hay un caballo y hasta un borrego. Lo bueno es que cargo con mi cámara de video.

Han visto

¿A un niño pequeño decirle adiós a un avión? Hablando de padres e hijos, mi mamá siempre dice que la gente fea es mala.
Adiós.

viernes, 18 de abril de 2008

Robin Schlee

Fue una ex compañera de la escuela y amiga de quien me despedí el último día de cuarto de primaria, pues se mudaría de San Miguel de Allende al D.F., su ciudad de origen. No sé por qué hoy tocó el turno de soñar con ella.
Desde mis ocho años no la veía y llegaba a una casa de Coyoacán, donde ya sabía que estaría, en la celebración de su cumpleaños. La casa era idéntica a la que habitaba en San Miguel, en el Callejón del Toro, a donde también fui invitado a su fiesta de cumpleaños número nueve.
Llegué y reconocí a Leonor, su mamá, de quien recordé sufrió una caída gravísima de un caballo. Creo que la tuvieron que operar de la columna y toda la cosa. Mis papás siempre mencionaban ese accidente cuando me sorprendían arriba de uno o con intenciones de montar.
Bueno, Leonor se portaba muy seca conmigo, pero no me importó. En la mesa estaba Patrick, el hermano menor de Robin, pero aún era niño y estaba parado en la silla. Debe tener unos 25 años ahora. Quería ver los regalos.
Me sentía todo fuera de lugar, pero yo quería ver a Robin. De la segunda planta bajaron un grupo de mujeres, que no se veían delicadas ni de buenas formas y, aunque totalmente diferente a la última vez que la vi, estaba Robin: irreconocible y altísima, pero de inmediato supe que era ella. Ya no era tan delgada como de niña, pero seguía igual de noble y bienintencionada.
No me había interesado conocer a las anchas mujeres que la acompañaban; las sentía mala onda y como que aprovecharían cualquier comentario o saludo que saliera de mí para soltar veneno.
Nos dijimos habernos extrañado, nos abrazamos mucho y me sentí muy cómodo con ella, pero no con la situación ni con sus amigas extrañas. Me despedí de ella, propuse vernos a solas después para platicar y ella no me confirmó cuándo pese a habérselo pedido. Sólo empezó a llorar y a pedirme que no me fuera.
Me fui, atravesé el jardín, abrí la puerta de la casa, la cerré y desperté.

jueves, 17 de abril de 2008

Para hoy soñé

Que Ángeles, mi amiga del Semillero X, me regalaba un arete para la oreja izquierda. La preocupación era si aún entraría a la añeja perforación, que no ha alojado nada desde el 2004. Suena rara toda la descripción, pero me daba mucho gusto recibir su regalo y estaba ansioso por ponérmelo y ¡zas! ¡Que sí entró!
Y bueno, con seguridad soñé lo anterior porque Angie tuvo un enorme detalle conmigo anoche: durante la clase me regaló una paleta de naranja. Eso porque recordó cuánto me gustan los hoy-descontinuados-en-México Sugus de naranja, pues le conté todo sobre ello y yo.
También supo que de niño los tenía listos al lado de la cama para que al despertar fueran el primer sabor en mi boca. Y es que era increíble despertar así. Eso era felicidad.

lunes, 14 de abril de 2008

La verdad es que no soy

Fan de Café Tacuba, pero soñé que sacaban una nueva canción muy padre que sólo decía "ona- na- na- na- na- na- ná[...]" y después continuaba con el jingle de una marca de medias muy ochentosa, pero en una nueva versión y con dos guitarras al mismo tiempo.
Así es... ¡"elit, elit, elit[...]"! Y debo aceptar que sonaba increíble todo eso al mismo tiempo.
El video sólo estaba hecho con zoomins y zoomouts al ritmo de la melodía; ellos vestidos de blanco, fondo negro, hielo seco y ventiladores. Me recordó un poco la canción y video de "By the way" de Red Hot Chili Peppers.
¿Qué onda?, ¿verdad?

Debo celebrar

Que después de unos 10 meses de no encontrar mi pasaporte con vigencia hasta el 2014, ¡di con él!
Estaba en una bolsa que llevaba el mismo tiempo sellada. Aunque todo mundo me decía "ya levanta un acta en el MP, ¡pueden hacer mal uso de él! ¡Es un documento al que se le puede dar muy mal uso!" Nunca perdí la esperanza de encontrarlo por ahí, entre mis tiliches.
Y curioseando entre mis pertenencias, después de mi reciente mudanza, sostuve entre mis manos la bolsa de una tienda fotográfica de la Rue du Bac y sentí que en el interior había algo más que recibos y mapas... "¿mi pasaporte? ¿Es posible que pasen estas cosas?"
Y pues que sí.

Hace tiempo no me topaba

Un cara de niño, entonces detuve mi paso y regresé emocionado para verlo. Sólo se trató de una cucaracha muy gorda y en celo, según mi prejuicio.

viernes, 11 de abril de 2008

jueves, 10 de abril de 2008

miércoles, 9 de abril de 2008

Es que ya

Por este comercial ella merece perder.

Hace rato le explicaba

El matrimonio Arnolfini, de Jan van Eycke, al chavo que hace servicio social en el lugar donde trabajo y me acordé ya haber soñado con la revisión de esa pintura. Sobre todo cuando mencioné a alguien por qué sólo había una vela prendida en el candelabro, hice hincapié en el lugar donde el autor colocó su firma y ubiqué al pintor en el espejo convexo del fondo.
¿Les ha pasado algo así? Es como si ya hubiera tenido ganas de hablar con alguien de ese cuadro.

lunes, 7 de abril de 2008

Ahora soñé que

Confirmaba la fecha con desconocidos, para realizar un trámite en el banco y cuando decía 2008; todos me corregían "no, 2009" y reían. Y yo no quería verme como un humorista involuntario, pero estaba seguro que era 2008 aún. Sentí feo no haberme dado cuenta del cambio de año.

jueves, 3 de abril de 2008

Esto es todo

Me encanta ese programa del chavo; cuando tocan con cazuelas y porquería y media en el patio de la vecindad. Alguna vez tuve unos vecinos capoeristas y les decía que la música que hacían parecía salida de este episodio. Muero de risa.

Noche del martes en Tenochtitlán