miércoles, 7 de enero de 2009

Anoche

A punto de quedarme dormido con la ropa que traje en el día, se me cerraron los ojos. Durante esos segundos de somnolencia escuché mi voz.
- Mi palabra favorita es "tú".
Extrañado abrí los ojos. Se me quitó el sueño, sólo el tiempo necesario para desnudarme y ponerme la pijama, apagar la computadora y la luz.

1 comentario:

hugo dijo...

es como una mini obra de teatro. tres bien!