jueves, 15 de enero de 2009

Nadie me avisó

Pero hace poco que salí de viaje, en el aeropuerto había una señorita que ni se identificó ni nada y me detuvo justo en el puente o plataforma que lleva al avión. Así, a punto de abordar, y me hizo un improvisado examen de Geografía e Historia de México, después de examinar mi pasaporte y la inútil credencial para votar con fotografía.
"¿Quién es el presidente de México?, ¿quién fue el anterior? ¿De qué estado eres?, ¿con cuáles otros colinda?", preguntó y obstruía mi paso.
"Carlos Salinas de Gortari el actual y Miguel de la Madrid el anterior, ¿por qué el examen?", quise saber.
"Contéstame bien, ¡te quedas, eh!", insistió. No sé qué otras cosas preguntó. Bah, se bloqueó mi cabeza.
Me sentí frustrado y sumamente molestado. Lo mismo quiso hacer con otros pasajeros que se veían con rasgos como del medio oriente, bueno, era una familia de narizones aunque con acento como de chilango del poniente. La veían con unos ojotes, y no sé qué tanto le habrán dicho que no los detuvo mucho.
¿Con quién se queja uno de estas pendejadas? ¡De estas mexicanadas!

1 comentario:

hugo dijo...

que? nunca habia oido de esto. que miedo, es para patearla. no te dijo a quien representaba o si era de la estupida tele? grr

jaja: unever