lunes, 5 de enero de 2009

¿Por qué?

Nos hacen pensar que es normal beber alcohol todo el tiempo. Desde adolescentes, para verte con los amigos, hay que comprar mínimo un cartón. Y de pronto, ya estamos acostumbrados a esas tonterías. Todos vivimos engañados respecto a todo.
La vida se hace más fácil cuando sigues los patrones ya impuestos, y sigues una vida oficinil como la gran mayoría. Usas pantalones de mezclilla como todos los demás, se te pegan frases. A veces recuerdas esos deseos que algún día te ilusionaron, pero los interrumpe el auto que casi te atropella o un mensaje que te llega al celular.
¿Siempre quisiste tener una granja de conejos?, y ahora, cuando ya tienes casi 30 piensas en la tenencia del carro, en comprar esos tenis edición limitada, en la electricidad, la renta, el trabajo. ¡El puto facebook!
La historia de la humanidad es esto, desde el principio; por más "conócete a ti mismo", de pronto estamos en  las mismas aguas que todos. Pero nooooooo, noooo quiero eso para mí. 
Quiero confirmar, autenticar y honrar mi existencia con cada uno de mis actos.

3 comentarios:

hugo dijo...

es muy importante que lo hagas. solo asi te sentiras digno. lo muy poco que he hecho mio me da la fuerza para enfrentarme a los imbeciles.

Evamia dijo...

Es el mejor post que he leído. Hace poco llegué a esa conclusión yo. Me molesta que la gente siempre quiera beber. Digo, a mi también me gusta pero no tiene por qué ser siempre siempre siempre. (eso fue con eco quería ser reiterativa jaja)

g dijo...

la fuerza de la costumbre hace que hasta las peores monstruosidades puedan volverse normales. De pequeña no entendía por qué la carne que sobraba en argentina no la envíaban a áfrica, desde que lo etiendo me desconozco y encajo más con la gente.
la palabra clave que me ha salido aquí es ammen... ja...