viernes, 30 de enero de 2009

Tuve

Como pesadillas gran parte de la noche. La que más me impactó fue una en la que me crecía otro iris en el ojo derecho, pues el que ya tengo dejaba de funcionar y poco a poco se desvanecía entre la esclerótica. Raro, no me gustó.
El único sueño que me gustó fue en el que me enteraba de la existencia de una colonia de latinoamericanos en el medio oriente, muy cerca de Israel y más cerca de Petra. Entonces le mostraba a mi mamá la división política de ese territorio, claramente delimitada en las páginas de un libro, donde también se mencionaba que Ingrid Betancourt, ex cautiva de las FARC, establecería su lugar de residencia.
A mi progenitora le dieron ganas de ir allá, incluso le gustó la idea de emigrar. Desperté.

1 comentario:

g dijo...

"a mi progenitora le dieron ganas de ir para allá". Jajajaja, menos mal que despertaste.