martes, 28 de abril de 2009

Mi cubreboca está

Todo rancio: lo usé ayer durante casi todo el día. Anoche quise comprar otro, pero en ningún lugar encontré. De todas formas no está aislado del ambiente ni nada; en todo caso, es posible que el virus también pueda inocularse a través de los ojos. Bueno, se me ocurre. No estoy seguro. 
A lo mejor sí ayuda esta cosa. La verdad creo que el cubreboca es más como un fetiche placebo. Eso sí, no está de más. ¿O sí?... ¡Quiero uno nuevo!

4 comentarios:

hugo dijo...

en la ofi nos prometieron unos de lux para ajustador industrial en medio del incendio y asi y nada que nos los han dado. probe usar bufanda de algodon, pero se caia. osh.

no se puede lavar?

El Astronauta dijo...

Te recomendaría utilizar los de uso industrial... para pintores, carpinteros, etc... esos que son blancos como de conchita rígida... De todos modos, veía ayer en la TV que los especialistas dicen que conviene usar el cubrebocas pero en realidad no es tan relevante. Lo que sí es muy muy básico, es lo de lavarse las manos muy seguido porque aparentemente, mientras uqe la transmisión por el aire es muy difícil (para lo que sirve el cubrebocas), la mejor fuente de ingreso del virus al organismo se da cuando tocamos una superficie contaminada y luego nos llevamos la mano a la cara. So, lavarse y usar esos geles antibacteriales.

Visita mi blog, o qué?

el ishmail dijo...

cuado leí fetiche olvidé lo que realmente iba a comentar...

-me tocó una palabra verificadora bien chida: acerse-

Anónimo dijo...

si hay contagio por lo ojos lo vi en la pag de la unam, asi que usa lentes tmb saludos

Layis