viernes, 8 de mayo de 2009

Minutos an-

tes de las 6:30 am soñé que mi jefe se reía de mí por haber tirado unos papeles en un bote de basura que estaba a unos pasos de mi escritorio. No entendí el motivo de sus risas, pensé que me había pegado un papel en la espalda o había cometido alguna de sus travesuras.
En ese momento me despertó un trepidante dolor de cabeza, que me obligó a levantarme para tomar un par de Excedrin. Cuando pude conciliar el sueño de nuevo, aunque fuera un rato más -a ver si se me quitaba la molestia-, ya supe por qué le causaba tanta gracia lo de los papeles: "Mejor acércate el tacho (bote de basura) a tu escritorio", continuó.
Camino al trabajo, y mientras evitaba pensar en mi testa, interpreté el sueño: complicarme la vida sólo me origina dolores de cabeza, fue la obvia conclusión. Cuando se me quite este ataque de migraña o lo que sea, analizaré mi sueño desde otros puntos de vista.

No hay comentarios: