jueves, 11 de junio de 2009

Eso de platicar

Por platicar; no me gusta. Por qué si te quedas a solas con alguien no tan conocido, ¿debes hablar sin parar? Lo detesto. Prefiero un silencio incómodo a una conversación forzada.
En serio que he sentido el estrés de no saber qué más decir. Entonces, prefiero quedarme callado. Si no me salen las palabras es porque no quiero, no necesariamente porque lo que me digan esté mal o sea tonto.
Entre mis teorías sobre por qué la gente fuma, pienso que en muchos de los casos es por esto: ajá, para no participar en conversaciones que no tienen por qué existir y así mantener la boca medio ocupada.

4 comentarios:

Entre más comas más zurras dijo...

Eso luego me pasa a mí pero a mí lo que me estresa es que siempre debes entablar

típico llega la amiga a presentarte a alguien

Amig@: Fulanit@ este es Zurrado estudiamos en la escuela (vamos al gym, crecimos juntos, cualquier cosa)
Yo: Mucho gusto fulanit@
Fulanit@: Igualmente
Amig@: Bueno los dejo platicando
Fulanit@: te gusta el futbol (banda de música fresa, otra banalidad)
Yo: No, pero me gusta como se maneja financieramente los clubes de futbol
Fulanit@: Ahhh buenoy que te gusta hacer.
Yo: Nadar, el ballet, la opera, la música clásica, aunque no soy muy conocedor...
Fulanit@: Ahhh que bien, quieres un cigarro
Yo: mmmmm no fumo ni tomo
Silencio total por un minuto
Yo o Fulanit@: bueno me disculpas voy para allá

Entre más comas más zurras dijo...

Jajaja no había visto la parte de tu post que hablaba sobre porqué la gente fuma y aún así en mi comentario anterior se encuentra una referencia al cigarro

miss comet dijo...

jajaja. tomás.

en esos casos, deseo estar picando algo con un cuchillo cebollero.
a mi tampoco me salen las palabras si no quiero, prefiero hacerme la como que la virhen me habla ;)
besito.

Tomás, no hay más dijo...

Jajaja, ya sé, es que sí pasa eso del cigarro, igual con una cheve o un trago. De niño uno se regalaba gomitas o papitas, no sé, algún chuchuluco de esos.
Jajaja, un cebollero.