miércoles, 24 de junio de 2009

Shyness is ni

ce, and shyness can stop you from doing all the things in life you'd like to.

Hace rato, mientras corría en el parque llegué a la conclusión de que Annie Hall es mi película favorita de Woody Allen. En segundo lugar quedó Interiors.
Sí estuvo reñida la competencia, aunque el filme homónimo al personaje de Diane Keaton ganó: es insuperable el momento en el que Woody Allen mete a cuadro a Marshall McLuhan para que calle a un fantoche, que habla muy alto en la fila del cine para que todos se enteren de cuánto sabe.
Lo mismo pasa cuando la conversación con subtítulos y también cuando los dibujos animados. Tiene el final perfecto: deja de buenas y con un nudillo en la garganta.

1 comentario:

hugo dijo...

si, es maravillosa. te da envidia si te cuento que fui al estreno en el festival de cine de LA (fin de 70's)? quiza no, por la cantidad de años que llevarias encima, pero haber vivido ese cambio radical del cine americano y compartir con tanta gente joven la promesa de otro tipo de amistad fue espectacular, algo que te hubiera encantado atestiguar.