miércoles, 26 de agosto de 2009

Como aún

No inventan un nombre para el estado de ánimo que traigo; para describirlo sólo puedo decir que tengo ganas de escuchar algunos discos de Polo Polo -como tres-, y estar acompañado de una sola persona, no sé quién. Y claro, con un par de caguamas de por medio. Esto no quiere decir que ahora me apetezca beber. No, no.

5 comentarios:

el ishmail dijo...

qué tal "empatía inducida"... pero con las caguamas encima, eso se convierte en simpatía sin duda

hugo dijo...

very accurate, though fleeting. sí, back to nature, saludos.

Angie dijo...

ay mi tomás. no seré yo la persona de quien quieres estar acompañado? porque no sabes como te extraño yo ... snif.
y a mi sí me apetece beber. aunque sea un poquito ito ito.

El año pasado nos veíamos diario y me acostumbraste. Tengo Tomás withdrawal.

Angie dijo...

me acabo de dar cuenta que mi comentario sonó a "no me enseñaste como estar sin tí... y qué le digo yo a este corazóooon"

Tomás, no hay más dijo...

Muajauajuajaua. Es cierto, así suena. Sí, hay que chelear pronto, así en un show cómico. Jajaja, pero no sé en cuál. Si es Polo Polo está bien. Yo también tengo un Angie withdrawal. ¡Queremos rooooock!