viernes, 30 de enero de 2009

Si

Se duda de la perfección, es porque no es posible.
Am I right? Sí, ¿no? Pero no, creo que no. Sólo se me ocurrió.

Tuve

Como pesadillas gran parte de la noche. La que más me impactó fue una en la que me crecía otro iris en el ojo derecho, pues el que ya tengo dejaba de funcionar y poco a poco se desvanecía entre la esclerótica. Raro, no me gustó.
El único sueño que me gustó fue en el que me enteraba de la existencia de una colonia de latinoamericanos en el medio oriente, muy cerca de Israel y más cerca de Petra. Entonces le mostraba a mi mamá la división política de ese territorio, claramente delimitada en las páginas de un libro, donde también se mencionaba que Ingrid Betancourt, ex cautiva de las FARC, establecería su lugar de residencia.
A mi progenitora le dieron ganas de ir allá, incluso le gustó la idea de emigrar. Desperté.

viernes, 23 de enero de 2009

jueves, 22 de enero de 2009

Me cayó

Bien un señor, que recargado en el camión de basura donde trabaja, leía hoy por la mañana un ejemplar de Azteca, ese libro escrito por un gringo y muy famoso hace varios años. Estaba hasta forrado.
En el camino imaginé que alguien lo había tirado a la basura por haberlo considerado pasado de moda, aburrido o la peor lectura de su vida. Entonces él lo encontró entre cáscaras de naranja y servilletas hechas bolita.
¡Bah! ¿Y qué tal que lo compró en El Péndulo, Gandhi o en "una feria del libro". Naaa, no creo.

martes, 20 de enero de 2009

domingo, 18 de enero de 2009

Es probable que después

Lo narre en un post con mayores detalles, pero me asaltaron hace un rato, afuera de mi casa. ¡Qué bueno que mi primo Pepe no salió con nosotros a rentar la película! El tipo le puso la pistola a Beto en la cabeza, le quitó la cartera y el celular. Yo no traía el mío, sólo le di el dinero y creo que tiré mi cartera al piso. Me soltó un puñetazo en la nariz y empecé a sangrar. Estoy bien, pero me duele la cabeza y ya me quiero dormir. Hasta mañana.

jueves, 15 de enero de 2009

Prohibe la ciudad del Callejón del Beso

Los besos en la vía pública. Está para chiste de colmos. Ja, ¿qué onda con la gente que gobierna? Esto es como de país fundamentalista o bananero, como México. Muajuajuajuajua.

Nadie me avisó

Pero hace poco que salí de viaje, en el aeropuerto había una señorita que ni se identificó ni nada y me detuvo justo en el puente o plataforma que lleva al avión. Así, a punto de abordar, y me hizo un improvisado examen de Geografía e Historia de México, después de examinar mi pasaporte y la inútil credencial para votar con fotografía.
"¿Quién es el presidente de México?, ¿quién fue el anterior? ¿De qué estado eres?, ¿con cuáles otros colinda?", preguntó y obstruía mi paso.
"Carlos Salinas de Gortari el actual y Miguel de la Madrid el anterior, ¿por qué el examen?", quise saber.
"Contéstame bien, ¡te quedas, eh!", insistió. No sé qué otras cosas preguntó. Bah, se bloqueó mi cabeza.
Me sentí frustrado y sumamente molestado. Lo mismo quiso hacer con otros pasajeros que se veían con rasgos como del medio oriente, bueno, era una familia de narizones aunque con acento como de chilango del poniente. La veían con unos ojotes, y no sé qué tanto le habrán dicho que no los detuvo mucho.
¿Con quién se queja uno de estas pendejadas? ¡De estas mexicanadas!

Mi departamento se

Parecía un poco al lugar donde está el Semillero de Creativos, y también al de un edificio al que fui hace poco en Canadá, menos a mi departamento real.
Afuera había un cocodrilo, no el de Lacoste, ¡uno vivo y gigante que quería comerme! Lo veía a tráves de la mirilla de la puerta: su color verde y escamas. Se daba cuenta que estaba del otro lado y la golpeaba. Desperté.

"Sales más

Caro que un hijo loco", dice mi mamá en broma. Y cómo me hace reír.

lunes, 12 de enero de 2009

Me da gusto

Que aunque el mundo de pronto se pone medio raro y con sus ondas, a veces malas, yo sigo súper buena onda. Está padre. Creo que es cuestión de genética.

Una señorita

Es una señora, pero chiquita, en miniatura.

Oh, ho, ho

It's magic. Muajuajua. El vocalista de Pilot se parece mucho a Gollum. Majuajua.

Ajá

Muchos en mi ciudad somos de familias con varios hermanos. ¿Cómo es en tu ciudad de origen? Ja, no, es broma. Soné muy Once Niños o muy "naranjeando". ¡Qué fuera de lugar!

Eso de los accidentes

De coche es una salvajada. Ajá, como que no sabes en quién caerá el próximo. Justo me entero que anoche murió un conocido que me caía bien. Me quedé pasmado. Es triste.
Cuando teníamos como 11 años, fue mi amigo una temporada, junto a su hermana; muy buena onda ellos y su familia. Nos juntábamos con otras dos niñas, que también son hermanas, porque habíamos coincidido todos en un curso de verano. Una de ellas también falleció en iguales circunstancias, hace como dos años, durante un viaje que hizo a Líbano. Y en el mismo accidente, también murió otra de sus hermanas.

viernes, 9 de enero de 2009

"Incoar"

Es la nueva palabra que hoy conocí, y es un verbo súper específico, se refiere a comenzar algo o a llevar a cabo los primeros trámites de un proceso oficial.

"¿Por qué

Escribes?", preguntó ella.
"Porque me encanta leer", respondí. Vi que algunas personas del público asintieron, otras sonrieron y sentí que así aprobaban mi respuesta. Me sentí satisfecho e impactado con lo que había dicho, tanto como para despertarme.

miércoles, 7 de enero de 2009

Anoche

A punto de quedarme dormido con la ropa que traje en el día, se me cerraron los ojos. Durante esos segundos de somnolencia escuché mi voz.
- Mi palabra favorita es "tú".
Extrañado abrí los ojos. Se me quitó el sueño, sólo el tiempo necesario para desnudarme y ponerme la pijama, apagar la computadora y la luz.

martes, 6 de enero de 2009

Como que los mexicanos

Sólo "quieren" a su país cuando juega la selección de futbol, o si a uno de "nuestros" deportistas le va muy bien; mientras, tiran basura en la calle, contaminan, se pasan los altos, no respetan a los ciclistas, aceptan la corrupción como parte de su vida cotidiana. Se resignan frente a la delincuencia, a los secuestros, a la complicidad de los funcionarios públicos y sus respectivas farsas.
A todo esto, ¿qué quiere decir "querer a mi país"? 
Todos presumen que "sí, oh México, tiene pirámides y tenemos mucha historia y que nuestras raíces y cultura... no como en otros lados", entre otras pendejadas. Ah, pero claro, nadie quiere ser indio, ni tener que ver con los indígenas y ahh, detestan los rasgos que en su propia cara puedan delatar estos genes. Y claro, optan por usar como elemento catártico a quienes; para su desgracia, y por haberles tocado nacer en este país, tienen rasgos aun "más indios".
Creo que necesitamos un Laberinto de la Soledad para estos tiempos; aunque claro, ahora más que nunca, lo leerán muy pocos.

lunes, 5 de enero de 2009

Gracias a la no

Muy oportuna intervención de una dentista capitalina, quien tomó pobres decisiones respecto a darle un tratamiento rarísimo a una muela, el próximo fin de semana veré cómo me la extraen y quedaré molacho por unas semanas, hasta que sane.
Será entonces cuando me pongan una muela postiza. Y bueno, a ver qué se siente. 

¿Por qué?

Nos hacen pensar que es normal beber alcohol todo el tiempo. Desde adolescentes, para verte con los amigos, hay que comprar mínimo un cartón. Y de pronto, ya estamos acostumbrados a esas tonterías. Todos vivimos engañados respecto a todo.
La vida se hace más fácil cuando sigues los patrones ya impuestos, y sigues una vida oficinil como la gran mayoría. Usas pantalones de mezclilla como todos los demás, se te pegan frases. A veces recuerdas esos deseos que algún día te ilusionaron, pero los interrumpe el auto que casi te atropella o un mensaje que te llega al celular.
¿Siempre quisiste tener una granja de conejos?, y ahora, cuando ya tienes casi 30 piensas en la tenencia del carro, en comprar esos tenis edición limitada, en la electricidad, la renta, el trabajo. ¡El puto facebook!
La historia de la humanidad es esto, desde el principio; por más "conócete a ti mismo", de pronto estamos en  las mismas aguas que todos. Pero nooooooo, noooo quiero eso para mí. 
Quiero confirmar, autenticar y honrar mi existencia con cada uno de mis actos.

Siempre quiero escribir

Pero sólo a veces lo hago. Hay cosas que he pensado y he dejado pasar. No las he registrado. ¿Cómo se le hace?

Mi Dios

¿Y ahora qué? ¿Qué sigue? ¿Qué hago? ¿Por dónde empiezo? ¿Cómo le hago? ¿Cuándo?