lunes, 23 de febrero de 2009

jueves, 19 de febrero de 2009

La

Reseña de Coraline: es hija de El Orfanato y Alicia en el País de las Maravillas. El obstetra durante la gestación fue Hansel y Gretel. El padrino de bautizo fue Beetlejuice.

martes, 17 de febrero de 2009

Lo más pitero

Que he visto en mi vida. Aunque ya sé que es de hace como 30 años. Bla, bla.

En

Estos dos años que llevo en la Ciudad de México, concluyo que la lectura más recurrida -cuando la hay- por los usuarios del metro es Los hornos de Hitler.

viernes, 13 de febrero de 2009

Impresionante

Esta fotografía, ganadora del premio World Press Photo 2008 y reseñada en El Universal de hoy. Conmovedora y desgarradora. Clic aquí para verla.

Mi tocayo

Más cercano, celebra hoy su cumpleaños. ¡Felicidades!, papá. El próximo fin que vaya a San Miguel te felicitaré, y hasta me caerá bien que quieras tocar tu guitarra durante horas, sin parar.

lunes, 9 de febrero de 2009

Ya me he sentido

Así o parecido en otras ocasiones, pero nunca tan bien como hoy. Vivo una felicidad que no conocía. Gracias a Dios y a todos los que han contribuido para que esto suceda.

miércoles, 4 de febrero de 2009

A veces soy como

El disco duro familiar, es decir, de mamá, papá y hermanas; les recuerdo el historial de muchas cosas, entre ellas de la gente que los rodea: "No hagas tratos con fulano porque recuerda cuando te quedó mal con esto", les digo. "No salgas en la noche con sutana, hace tres años te dejó abandonada en la fiesta del rancho ése", insisto. "No confíes en mengano, te delató hace años", continúa mi letanía.
A veces no me hacen caso. Me desespero. Se las vuelven a hacer. Repito mi cantaleta. La aceptan, pero siento que sólo me dan el avión. Evitan el regaño. ¿Soy su papá o qué pasa? A veces no me gusta ser el hijo mayor.
"Es que tú no olvidas nada, no es sano", me han dicho, pero sigo convencido que es lo más cuerdo y saludable del mundo.
Ya he visto que muy poca gente sí trabaja sobre sus defectos. La mayoría, por primitiva soberbia o no sé, hace alarde de ellos y en el camino lastima a quien se deje.

martes, 3 de febrero de 2009

Y que por fin

Me traigo un frasco con mi cajeta favorita del mundo: La Vencedora. Ajá, original de Celaya. ¡Uau!

Yo quería que el

Perro se llamara Jipy, pero este fin que fui de visita a San Miguel, me encontré con que las mujeres de casa de mi mamá; es decir, mis hermanas y ella, le pusieron la opción de nombre que antes no me convenció: Rambo.
"Rambo es guerra, Jipy es paz", fue mi inútil argumento. Debo desistir, así como resignarme a su belicoso nombre. No quiero ser la causa de un doble vínculo canino.