jueves, 10 de diciembre de 2009

Soñé con una japonesa

Que me dejaba su cama mientras ella hacía no sé qué cosa. El chiste es que me metí y ella me decía que me tapara súper bien porque la colcha estaba llena de abejas. Y sí, ¡tapizada! Como que cualquier movimiento provocaba el zumbido de varias. Así no podía descansar. Me descobijé con un movimiento certero, como de película de karatecas, y salieron casi todas volando. Muchas se quedaron ahí pendejeando, pero otras se fueron hacia mí. Estaba nervioso al respecto, pero no sabía si estaban enojadas o de buenas porque ninguna me picó.