viernes, 26 de marzo de 2010

Para variar

voy a contar lo que soñé anoche.
Estaba en San Miguel, dentro del cine Los Aldama, que seguía lleno de butacas, pero ya estaba abandonado. (Ahora, desde que un gringo lo compró, no tengo idea de cómo luzca).
El chiste es que en sus butacas tenía lugar una pedota, y había un montón de conocidos del pueblo, gente que ubico más de mi infancia. Entre todos estaban mis primos: Talina y Pepe. También estaba mi hermana Blanca.
No tenía ganas de beber, en absoluto, y lo decía cuando me ofrecían tequila. Al negarme más, llegaron varios y me abrazaron para convencerme. Me sentía muy afectado, sobre todo por mi reflexión: "Cada vez me siento más inadaptado".
Desperté.

8 comentarios:

Jo dijo...

y amancesite crudo.

seguro... je

Cuetzpallin dijo...

O algo te quiere decir tu subconciente!!

Zabioloco dijo...

vamos a pistear


la de verificación " chinge"

el ishmail dijo...

Verif: Prizes


P'ss ya no tomes, yo ya no bebo, por ejemplo y ni hay fijón y me la paso igual o mejor.

Rosa Marrero dijo...

los raros y los inadaptados son más interesantes, más variados, más distintos, y, esperemos, más ellos mismos.

Rosa Marrero dijo...

(bonito q cuentes tus sueños)

el ishmail dijo...

Cuándo blogueas de nuez? Ya reviví mi bló...

hugo dijo...

ya paso un mes sin que postees, y yo sin haber venido. saludis. habla sobre italia, no?